Skip to main content
 

Microclimas Urbanos

La evolución de las zonas urbanas en los últimos años ha sido considerablemente rápida, este crecimiento es un factor natural e inevitable debido a que la urbanización es uno de los pilares principales para el desarrollo económico, se cree que para el 2050 el 70% de la población mundial vivirá en zonas urbanas lo que nos lleva a aceptar el reto para cumplir las demandas necesarias.

Las áreas urbanas ocupan únicamente el 2.8% de superficie del planeta, sin embargo, son responsables del 75% del consumo global de recursos (1). Al existir estas áreas se producen alteraciones en el clima generando un efecto llamado Islas de Calor Urbanas las cuales modifican la calidad del aire de la zona, temperatura y aumentan el gasto energético de los edificios. Este fenómeno es generado debido a que se reemplaza la vegetación y terreno natural por construcciones que tienen una mayor absorción de calor re emitiendo este mismo al aire ambiental y elevando la temperatura de la zona.

 

Islas de calor

Para mejorar estos microclimas generados en zonas de alta densidad es importante tomar en cuenta el factor de Índice de Reflexión Solar (SRI) el cual evalúa la reflectividad solar y emisividad térmica de los materiales de las envolventes. Algunas estrategias pasivas son los techos verdes, utilizar materiales con baja capacidad de absorción de calor y hacer un análisis en cuanto al porcentaje de reflectividad que se requiere en el vidrio de fachada.

 

muros verdes

Las envolventes toman un gran papel debido a que con ellas podemos mejorar y controlar este efecto de Islas de calor minimizando el gasto energético en los edificios, para eso Saint Gobain Glass se ha dado la tarea de diseñar una amplia gama de vidrios de Control solar llamada Cool-Lite y Planitherm optimizando el performance energético de los edificios acoplándose a cada necesidad requerida.  

 

 

 

Arquitecto Rafael Valdez